PROFENUBIA

GRACIAS POR SER MI AMIGO

 

Había un niño que tenía muy mal carácter. Un día su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que perdiera la calma, debería clavar un clavo en la cerca de atrás de la casa.

El primer día el niño clavó 37 clavos en la cerca... Pero poco a poco  fue calmándose, porque descubrió que era muchísimo mas fácil controlar su carácter que clavar los clavos en la cerca.

Finalmente, llego el día  cuando el muchacho no perdió la calma para nada...y se lo dijo a su padre y entonces el papá le sugirió que por cada día que controlara su carácter debería sacar un clavo de la cerca.

Los días pasaron y el joven pudo finalmente decirle a su padre que ya había sacado todos los clavos de la cerca...entonces el papá llevó de la mano a su hijo a la cerca de atrás... y le dijo: "Mira hijo, has hecho bien... pero fíjate en todos los agujeros que quedaron en la cerca...

Ya la cerca nunca pudo ser la misma de antes....

Cuando dices o haces cosas con coraje, dejas una cicatriz como éste agujero en la cerca... Es como meterle un cuchillo a alguien, aunque lo vuelvas a sacar, la herida ya quedo hecha...

No importa cuántas veces pidas disculpas, la herida esta ahí...

Una herida física es igual de grave que una herida verbal...

Los amigos son verdaderas joyas a quienes hay que valorar.

Ellos te escuchan, comparten una palabra de aliento y siempre tienen su corazón abierto para recibirte...

Demuéstrales a tus amigos cuanto los quieres... con un  pequeño saludo, una corta llamada, una simple tarjeta o una pequeña nota, ya que cada pequeño detalle, cada pequeña sonrisa, cada mano que damos o extendemos para ayudar; salva a un corazón herido.

Con este mensaje te quiero decir que TÚ eres especial.

Hay un milagro llamado AMISTAD que se abriga en el corazón. No sabes cómo ocurre o como es que comienza, pero sabes que es algo especial que te levanta y es cuando te das cuenta que la amistad es un regalo precioso de Dios!

Los amigos son una joya muy rara. Ellos te hacen sonreír y te animan a que tengas éxito en lo que deseas, saben escucharte, comparten sus palabras de aprecio, y ellos siempre quieren abrir su corazón hacia nosotros. Muestra a tus amigos lo mucho que los quieres...

 

Nada te cuesta decirle: Gracias por existir, gracias por esta ahí.

 

 

 

EL ÁRBOL MÁGICO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace mucho, mucho tiempo, un niño paseaba por un prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás.

El niño trató de acertar el hechizo, y probó con abracadabra, tan-ta-ta-chán, supercalifragilisticoespialidoso y muchas otras, pero nada.

Rendido, se tiró suplicante, diciendo: “¡¡por favor, arbolito!!”, y entonces, se abrió una gran puerta en el árbol. Todo estaba oscuro, menos un cartel que decía: “sigue haciendo magia”. Entonces el niño dijo “¡¡Gracias, arbolito!!”, y se encendió dentro del árbol una luz que alumbraba un camino hacia una gran montaña de juguetes y chocolate.

El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol y tener la mejor fiesta del mundo, y por eso se dice siempre que “por favor” y “gracias”, son las palabras mágicas.